“Con este proyecto le aportamos a la construcción de la Paz”: ChocoNur

choconur tolima 1El sabor de las montañas del sur del Tolima está en el chocolate artesanal que producen sus campesinos. Este mes de marzo el proyecto productivo cumple un año de historias, sabores y montañas.

Especial 180 Grados

“La marca del chocolate es ChocoNur. La sigla es una combinación del nombre de mi esposo y el mío. Es un proyecto entre los dos, Romín y Nubia. Empezamos en marzo del año pasado a trabajar con este producto y menos mal nos ha ido bien. La vida económica no está tan fácil, por lo que nos inventamos este proyecto. En estos momentos, mi esposo está vendiendo el chocolate allá en el pueblo. Pensamos ahora en extender las ventas a otros municipios y al Huila”, relató doña Nubia.

Nubia Tapia González y Romin Aguiar son dos campesinos de la vereda Lugo Alto, en el municipio de San Antonio, sur del departamento del Tolima, que por estos días cumplen un mes de haber iniciado su emprendimiento que demanda hora y media de camino, montaña arriba. ChocoNur es una productora de chocolate artesanal que en marzo de 2019 inició labores, pero que hoy se robustece. Hasta el año pasado, solo distribuían chocolate en San Antonio, Chaparral y Rioblanco, pero su meta es ampliar su mercado al Huila.

choconur tolima 3Doña Nubia es una mujer que lidera la empresa de chocolate en el municipio de San Antonio, ChocoNur. Una empresa que hoy construye Paz desde las montañas del sur del Tolima. | Foto: Jhon Fredy Nagles, Agencia 180 Grados.  

Historia familiar

La empresa familiar espera involucrar a sus tres hijas. Luz Adriana, Kelly Johana y Cindy Vanessa acompañan las travesías de estos empresarios del chocolate, desde la distancia. Una reside en Bogotá, otra en Neiva y la tercera en Ibagué, ciudades en las que esperan llegar con su producto. “Ellas son un apoyo importante para nosotros y la empresa. Cuando nos visitan, llevan chocolate para ellas y para vender. Ahí vamos avanzando”, relató doña Nubia.

choconur tolima 6Don Romin y doña Nubia desde hace 29 años tienen desaparecido a su hijo Diego Armano Aguiar. Hoy debe tener 34 años de edad.| Foto: Suministrada. 

Sin embargo, mientras avanzan con su sueño ChocoNur, añoran que su cuarto hijo, quien hace 28 años desapareció, regrese un día a la finca. En 1991, Diego Armando Aguiar Tapia quien tenía apenas 5 años de edad, se perdió en un paseo familiar en la vereda El Cadillo del municipio de Tello. “Nosotros programamos un paseo de aquí de San Antonio hasta el municipio de Tello, en el Huila; y estando en Tello, el niño lo vimos por última vez caminar por la finca donde estábamos y se nos perdió. En ese momento, tenía cinco años”, explicó la madre.

choconur tolima 7Con la ayuda de sus hijas, los Aguiar Tapia esperan ampliar su mercado a otras regiones del país.| Foto: Suministrada.

Por lo pronto, la familia Aguiar Tapia espera que el Invima le conceda los permisos de control de calidad y registro de su producto para crecer como empresa. Hasta el momento, la producción se realiza cada quince días para la distribución en el sur del Tolima. “Cada quince días estamos moliendo y empastillando una arroba de cacao, que equivale a 80 bolsas de chocolate. Cada bolsa es de 200 gramos, que es el peso de cada unidad que comercializamos”, explicó la empresaria.

Para elaborar este producto, la familia se dedica a su cultivo. “Tenemos 400 palos de cacao, que hasta ahora están empezando a producir pero aún no nos alcanza. Entonces le estamos comprando a un vecino de aquí mismo el cacao que nos falta para completar la arroba. Todos los palos no producen lo mismo. Hay unos palos que producen 10, 20 y hasta 100 o 200 mazorcas, pero los de nosotros, hasta ahora están empezando a producir hasta 30 mazorcas”.

El trabajo de producción es una tarea en familia. Ella se encarga del cultivo y producción, mientras que el señor Romín se dedica a  su comercialización en San Antonio y sus alrededores. “Y como él tiene tantos amigos, entonces eso se vende rapidito en el pueblo”. Con la ayuda de sus hijas esperan que llegar con el producto a otros mercados, además del local.

choconur tolima 4Quincejalmente, los Aguiar Tapia producen 80 bolsas de chocolate ChocoNur con 400 palos de cacao.| Foto: Jhon Fredy Nagles, Agencia 180 Grados.

De visita a ChocoNur

Probar el chocolate de doña Nubia es tan rico como aventurarse hasta su finca. Llegar al lugar donde esta pareja de ancianos produce este chocolate demanda sudor y buen físico. Desde la vereda Mesetas, a un lado de la sede educativa del mismo nombre, en la vía San Antonio – Chaparral, solo las mulas y los fornidos campesinos demoran menos de 30 minutos para alcanzar la cúspide de la montaña. A cualquier otro le tomaría hasta dos horas poder ascender y probar las delicias de ChocoNur.

choconur tolima 2ChocoNur seguirá levantándose en lo alto de las montañas sanantonianas y al lado del río Tetuán.| Foto: Jhon Fredy Nagles, Agencia 180 Grados.

Mientras se sube con la gota gorda por la frente y el cuello, la brisa del río Tetuán refresca la mente y alborota los olores del campo. Una mezcla de dolor y sosiego es la sensación que asalta mientras se avanza en el camino empinado y la belleza de un ecosistema nutrido con palos de café. Al final, se pasa un polideportivo y se sigue subiendo por 15 minutos más hacia la última finca. Ahí, con una taza de chocolate, un pan de 500, un buen trozo de quesillo y una bella sonrisa lo recibe doña Nubia.

Además, ChocoNur es una empresa que aporta a la construcción de espacios para la paz. “Nosotros con este proyecto le estamos aportando a la Paz del sur del Tolima, cultivando la tierra, brindando un alimento propio, expendiendo nuestro producto, dando a conocer a los vecinos y a nuestro municipio que se puede salir adelante en el campo”.

banner