banner

Pese a las evidentes pruebas en su contra, Armando Ariza recobró su libertad

ariza libreEl exdirector administrativo de la Caja de Compensación Familiar el Huila, Comfamiliar, quedará en libertad de su reclusión domiciliaria que, desde junio de 2017, venía cumpliendo en su casa en el municipio de Sopó (Cundinamarca).

Armando Ariza Quintero, quien cumplía prisión domiciliaria en su finca de veraneo en el municipio de Sopó (Cundinamarca) desde el 16 de junio de 2017, le fue notificada la decisión de quedar libre, lo que le permitirá desplazarse sin ninguna dificultad por el territorio nacional y fuera del país. Ariza fue capturado el 7 de julio de 2015 junto con otras seis personas, pero hoy sus abogados (el exfiscal Mario Iguarán y José Antonio Marín) solicitaron la libertad por vencimiento de términos. En efecto, la Fiscalía se habría demorado en iniciar el juicio oral contra Ariza, razón por la cual se cumplieron los términos para mantenerlo bajo custodia.  

La Fiscalía le había abierto tres procesos por el uso indebido de más de 3.000 millones de pesos del sistema de salud subsidiado en el departamento del Huila, acusándolo de los delitos de interés indebido en la celebración de contratos, peculado por apropiación, enriquecimiento ilícito en particulares y falsedad ideológica en documento público. De ahora en adelante, Ariza podrá defenderse en estos casos, pero en total libertad, gracias a la decisión del Juzgado Tercero Penal Municipal con Funciones de Conocimiento de Neiva. Ante esta decisión, el ente acusador no apeló.   

Las irregularidades de Ariza

Para tratar de recuperar el dinero robado por la familia Ariza y las otras personas implicadas en estos casos, la Unidad de Extinción de Dominio de la Fiscalía General de la Nación tuvo en la mira por lo menos 28 bienes que habrían sido adquiridos por Ariza Quintero y sus familiares con dineros de origen ilícito. Algunas de las propiedades que estaban en la mira de este proceso fueron una finca en el municipio de Rivera, las estaciones de servicio de la firma A y E Asociados Ltda. y un lote en el oriente alto de Neiva, el cual fue renegociado cinco veces de su valor comercial.

Otras de las irregularidades que cometería Ariza lo hizo estándo ya recluido en la cárcel del Circuito Judicial de Neiva. El entonces director de la cárcel, Holman Montero Jiménez, habría permitido algunas anomalías durante la permanencia de Ariza allí. Durante el cumplimiento de una de las audiencias preparatorias, el delegado del fiscal 22 especializado denunció que el ex director de Comfamiliar habría hecho ingresar a personas del consejo directivo sin que se registraran previamente. Una de esas personas fue Lina María Guarnizo, ex personera de Neiva, quien se habría quedado de un día para otro en su celda. Por estas razones, Ariza termina trasladado a la cárcel La Picota.

Reclusión en una casa campestre

Pese a estas irregularidades, el señor Ariza Quintero cumplía, desde hace un año, su reclusión domiciliaria en una finca de veraniego en el municipio de Sopó (Cundinamarca). Durante este tiempo, el procesado pudo disfrutar muchas de las cosas que no pudieron mientras estuvo tras las rejas en la Cárcel del Circuito Judicial de Neiva y posteriormente cuando fue trasladado a la Cárcel La Picota. Es así que en este lugar se organizó la suntuosa ceremonia de bodas de su hijo, Diego Armando Ariza Farfán, y Nathalia Suárez Prieto, su prometida, el pasado sábado 9 de junio de 2018.

boda de diego ariza en sopo cundinamarca 1

Fue una despampanante fiesta, un poco más mesurada que la acontecida en Cartagena de Indias en enero de 2015, a la que los invitados llegaron con boleto de avión pago, entre esos el obispo de Neiva, Froilán Casas Ortíz. Gracias a las publicaciones del Facebook de Frank Corredor, el padrino de la boda, se supo que a la ceremonia en esta finca estuvieron, entre otros, el abogado Jesús Antonio Marín, quien logró esta “hazaña” judicial, y Edgar Perdomo, el testaferro que tiene a su nombre A y E Asociados Ltda. y su estación de servicio Taxis Libres [conocida como la bomba de Amalia Tafur], otra las propiedades de la familia Ariza.

boda de diego ariza en sopo cundinamarca 2

Diego Ariza fue el mismo familiar del procesado que, alterado, intentó dañarle la cámara fotográfica al periodista John Fredy Nagles, integrante de este medio alternativo, pero que para entonces se desempeñaba como periodista judicial de Diario del Huila. El comunicador, con éxito, logró tomarle la foto a Armando Ariza Quintero esposado y escoltado por dos uniformados del Inpec. Hoy, la institución encargada de su reclusión, en el municipio de Zipaquirá, será la encargada de hacer cumplir la desición judicial, la cual tiene que hacerse efectiva lo más pronto posible. 

banner