Iglesias evangélicas planean un golpe a la implementación del Acuerdo de Paz

pastor cristiano Jaime Arturo FonsecaUna comunicación dada a conocer hoy por la Delegación de Paz de las Farc-Ep revelaría las aparentes intenciones que tendrían algunas de las iglesias evangélicas más influyentes en Colombia para ponerle una cortapisa al Acuerdo de Paz.

Redacción 180 Grados

Neiva (Huila)

En el audio, subido hoy al canal de YouTube del grupo insurgente, se escucha al pastor cristiano Jaime Arturo Fonseca Triviño, líder de la comunidad Colombia Manos Unidas, hablar al parecer con otro de sus coleas, el pastor Jorge Trujillo, de los próximos pasos para detener la implementación de lo firmado en el Teatro Colón entre Rodrigo Londoño, líder de las Farc, y el presidente de la República, Juan Manuel Santos.

Allí, el líder religioso habla de la posibilidad de revocarle el mandato a Juan Manuel Santos vía referendo, al igual que los miembros del Congreso. Hasta allí, todo bien y normal en aras al derecho que tiene cualquier ciudadano de usar las vías constitucionales para participar de la vida pública y política de la nación.

Sin embargo, se habla igualmente de revocar por este mismo camino “todos los acuerdos que vengan de las Farc, que sean inconstitucionales. ¿Cómo se hace? Prohibiéndole al Congreso hacer modificaciones constitucionales que no sea por otra vía al referendo. Vamos a revocar todas las leyes que provengan del Acuerdo Farc y Santos”, relataba Fonseca Triviño.

“Podemos saltarnos el Congreso perfectamente”: Jaime Fonseca

pastor cristiano Jaime Arturo Fonseca TriviñoAsegura en la conversación que para adelantar ese plan contra los Acuerdos es necesario que se recojan, según sus cuentas, ocho millones de firmas. “He estado hablando con varios de los líderes de los partidos políticos como la doctora María Fernanda Cabal, quien está haciendo la gestión pertinente para verificar todo esto”, resalta el líder religioso en su conversación.

Y continúa: “Hable también con el doctor Fernando Vargas, quien es un gran constitucionalista, un hombre con mucho conocimiento del derecho. Él me dice que podemos saltarnos el Congreso perfectamente, que es muy probable que la Corte no haga control posterior, o que ese control posterior ya sería después de nosotros haber entregado ocho millones de firmas, ya aprobado un referendo. Por lo tanto, la presión social de ocho millones de ciudadanos no la puede evadir Juan Manuel Santos”.

Fonseca Triviño remata diciendo que si se unen todas las iglesias cristianas y evangélicas de Colombia y los siete movimientos sociales que simpatizan con su causa “y que están trabajando desde hace más de un mes en esto, lo logramos”, asegura el pastor. “Este es un paso diferente a todo lo que hasta este momento se conocía en Colombia. Obviamente, esto no es una cosa sencilla de hacer. Esto es prácticamente es un golpe de estado”, puntualizó sin sonrojo Jaime Fonseca.

Con este nuevo panorama que desafortunadamente nos arrojan las palabras de uno de los líderes evangélicos más polémicos en los últimos meses, desde ya se desata una controversia que para nada ayuda a generar las confianzas que se requiere para hacer ese necesario tránsito de la guerra a la construcción de la paz en Colombia.

 

banner