banner

Primer prisionero por rebelión que recobra su libertad en el Huila

primer prisionero por rebelion en huila 3Se trata de Jesús Damián Vela González, quien estuvo recluido en la cárcel de Rivera por más de dos años, condenado por incinerar vehículos y de hacer cobros de dineros para las FARC en el municipio de Tello. El interno logró su libertad en el marco de la Ley 418 de 1997.

Redacción 180 Grados

Neiva (Huila) 

Jolgorio y fiesta se vivió ayer a las puertas del Establecimiento Carcelario y Penitenciario del municipio de Rivera a la salida de Jesús Damián Vela González, el considerado por la Corporación Jurídica y de Derechos Humanos Semilla y Memoria como el primer prisionero político indultado en el departamento del Huila. Vela González fue capturado con orden de judicial el 9 de diciembre de 2014 y, luego de aceptar haber sido integrante de las FARC (delito de rebelión), fue condenado a 48 meses de prisión. Por los otros cargos que le imputaron las autoridades, no aceptó responsabilidad.

De acuerdo con Boris Andrés Conde, integrante de Semilla y Memoria, la salida se registró hacia las 6:30 de la noche, luego de un complejo trámite ante las directivas del penal y de conocerse con antelación la decisión el Juzgado Primero de Ejecución de Penas y Medidas de Seguridad de Neiva. “Estuvimos pendientes de su traslado hasta la ciudad de Neiva y hacerle la entrega oficial, por así decirlo de alguna manera, a los familiares. De todas maneras, había unos temas administrativos que cumplir, luego de la salida de cada prisionero. Nosotros hemos estado siempre al tanto de eso”, resaltó.

primer prisionero por rebelion en huila 2 Jolgorio y fiesta se vivió ayer a las puertas del Establecimiento Carcelario y Penitenciario del municipio de Rivera a la salida de Jesús Damián Vela González, el primer prisionero político indultado en el departamento del Huila.    

Lo que decían las autoridades de él 

primer prisionero por rebelion en huila 1El hoy librado de 52 años de edad fue señalado por la Policía Huila y la Novena Brigada del Ejército de ser el autor material de varias acciones ilegales en el departamento, entre ellas la incineración de vehículos, el cobro de dineros para la guerrilla de las FARC (extorsión) y la instalación de campos minados. También se le señaló en aquella época de haber supuestamente participado en la destrucción un camión de reparto de la embotelladora Postobón en la vereda Río Blanco del municipio de Baraya y del robo de una turbo cargada con cilindros en el sector de Piedra Marcada.

Según las autoridades, Vela González integraba el 17 frente ‘Angelino Godoy’ de las FARC-EP, delito que aceptó y lo que le permitió acogerse a la Ley 418 de 1997. “Esta libertad no hace parte de la Ley de Amnistía e Indulto que se estaba tramitando ayer en el Congreso. Esto hace parte de la solicitud de indulto que se hizo con base en la Ley 418. Es decir, los prisioneros que estaban únicamente por el delito de rebelión y que cumplían algunos requisitos, podían acceder a ese beneficio”, explicó Boris.

Ver también: ‘Más de 200 prisioneros políticos saldrían libres en el Huila’.

Los impactos del indulto

Para Semilla y Memoria, este es un hecho político de relevancia y buen augurio en la medida en que permite generar confianzas en el marco del Proceso de Paz. “De paso, ayuda a agilizar la ubicación de todos los integrantes de la insurgencia de las FARC-EP en las zonas de pre-agrupamiento. Creo que el indulto concedido a estos prisioneros da un alto grado de relevancia por cuanto garantiza la ampliación de la participación democrática de una colectividad que fue perseguida y exterminada”, explicó Conde.

Otras de las bondades de la aplicación de los indultos como el concedido a Vela González es la disminución del hacinamiento en las cárceles del Huila y Colombia. Sin embargo, pese a que la norma fue orientada por el presidente Santos, los jueces de ejecución de penas al parecer no estarían queriendo aplicar la Ley 418. “No han querido entender que la decisión del Ejecutivo de conceder estos indultos, que trae como consecuencia la inmediata libertad de estas personas, debe hacerse con carácter de urgencia. Pero ellos se están tomando todo el tiempo que les parece para hacer efectiva la libertad y por eso hoy continúan tras las rejas”, denunció Boris.

De ésta manera, se espera la libertad de por lo menos 243 prisioneros políticos de los cuatro centros carcelarios existentes en el departamento del Huila en los próximos meses. Según explicó la corporación, los delitos se dividen en dos bloques, los que son indultables y los que no. Aquellos que son indultables y amnistiables, dependiendo de la categoría del delito, serían beneficiados con la Justicia Especial para la Paz, JEP; es decir, rebelión y delitos menores.

banner