A nombre de lo “comunitario”, William Gutiérrez va por otra emisora en el Huila

william gutierrez alfa estereo neiva 1Usando maniobras cuestionables, el controvertido director de la emisora Alfa Estéreo 107.8 FM, en Neiva, está a punto de ganarse la licencia de operaciones para una radio comunitaria, en Rivera. 180 Grados tuvo acceso a copias de actas y registros que probarían la posible irregularidad.  

Colombia vive una crisis por una epidemia que está en todas las ciudades, en todas las regiones, en todos los pueblos. Y no hablamos del Coronavirus que ha enloquecido al planeta entero, en estos momentos. Hablamos de la mala utilización de los medios de comunicación, que mál empleados, pueden generar catastrofes, equiparable a enfermedades como el Covid-19. Y una de esos medios son los comunitarios, los cuales deben reflejar el interés social y no comercial.

Pero en la emisora de William Eduardo Gutiérrez Ordoñez, en 10 años de funcionamiento en Neiva, ha primado más lo segundo que lo primero, lo que no distará mucho en el contenido que pueda él pensar para la nueva emisora que podría conseguir, esta vez en el municipio de Rivera. Y esto puede ocurrir si el Comité Evaluador del proceso de adjudicación de Radio Comunitaria (Convocatoria 001 de 2019) no analiza los documentos que habría acomodado él y su familia para lograr la favorabilidad de llevarse la licencia.

El polémico William Gutiérrez, famoso en Neiva por utilizar lenguaje, para algunos, estigmatizador y misógino en su informativo ‘Noticiero Popular’, ha sido demandado por injuria y calumnia en seis oportunidades, especialmente por políticos y otros periodistas. Ha sido protagonista de una veintena de escándalos por sus temerarias afirmaciones al aire sobre múltiples aspectos de la vida pública y personal de algunos ciudadanos del Huila. Hoy nuevamente está en el radar por ser la primera opción para llevarse la licencia de radio comunitaria en el municipio de Rivera.   

Pese a que ha habido denuncias ante la Fiscalía por los hechos ya reseñados y por otros casos, a la Fiscalía en el Huila parece no interesarle el asunto. El periodista Melquisedec Torres cuestionó recientemente “la ausencia absoluta de acción de la Fiscalía respecto de denuncias previas que hizo un funcionario departamental, por graves afirmaciones en su contra, lanzadas desde esa emisora”.

Por lo visto, las intenciones de este comunicador es abrirse camino en la escena de los medios en el Huila con estrategias al parecer muy convenientes e irregulares. Acreditando supuesto trabajo con comunidades en ese municipio vecino de Neiva, logró obtener 85 puntos ante el Ministerio de las TIC y llevarse, en su haber, una segunda licencia de radio comunitaria. Y es la segunda, porque la primera que ganó hace una década fue Alfa Estéreo 107.8 FM, en Neiva, bajo la personería jurídica de Fundación Kerigma, cuya representación legal la tiene él.

Preámbulo al cuestionamiento

En noviembre de 2019, el Ministerio de las TIC convocó a las organizaciones comunitarias de varias regiones del país a que presentaran documentación para la adjudicación de licencias de radiodifusión sonora comunitaria. En el caso de Rivera (y como consta en el acta de evaluación preliminar de emisoras comunitarias en el Huila), se presentaron tres: La  Junta de Acción Comunal del barrio Los Fundadores, de Rivera, la Asociación de Productores de Cacao de Rivera, Asoprocar, y la Fundación Sistema Integral Alfa S.I.A., de Neiva, pero que hace cuatro meses fue registrada con domicilio en Rivera, y la favorita para llevarse la emisora comunitaria del municipio.

Una vez fue conocido el resultado, algunas organizaciones cuestionaron las razones por las cuales esta entidad logró los 85 puntos, que la tiene como favorita para llevarse la emisora, cuando sus miembros poco o nada los conocen en Rivera. La Convocatoria 001 de 2019 estipula como requisito “haber desarrollado trabajos con la comunidad municipal en diferentes áreas del desarrollo económico, cultural o social”. Pero según indagaciones realizadas por 180 Grados, de Gutiérrez solo se conoce que tiene una casa en arriendo en ese municipio, pero nada más.

Este medio conoció también los documentos que fueron radicados por la Fundación Alfa el 9 de noviembre del pasado 2019 para participar de esta convocatoria, así como el acta de constitución (la del 16 de julio de 2011) y la de cambio de directiva y domicilio (suscrita el 24 de julio de 2019), para lograr su objetivo. Pero la presunta irregularidad podría identificarse en esta última acta, con la que William, su esposa Sonia Isabel y los hijos de estos, Ana María y David Santiago, pretenden hacerse a su segunda frecuencia de radio comunitaria.

Dos cambios cuatro meses antes

La Fundación Sistema Integral Alfa S.I.A., fue constituida en Neiva el 16 de julio de 2011, con el objeto de “mejorar la calidad de vida, el desarrollo de hábitos saludables y el desarrollo personal, social y económico de sus miembros”. Esta entidad realmente fue creada para generar la facturación contable que requiere la emisora Alfa Estéreo, en Neiva, pero la concesión la tiene es Fundación Kerigma, la misma de la que es representante legal  William Gutiérrez, y su esposa, la señora Sonia Isabel Moreno e hijos, miembros de su directiva. En este orden de ideas, Gutiérrez y su familia vio la necesidad de “cuadrar los papeles” para no inhabilitarse y concursar por le emisora de Rivera.

En ese sentido, el acomodo de documentos legales para aplicar a esta convocatoria, y donde se fundamente la polémica, está en dos cambios que se evidencian en el Acta No. 3, del 24 de julio de 2019, de la Fundación Alfa. El primero de estos cambios es el de representante legal y junta directiva. Antes del 24 de julio de 2019, aparece David Santiago Gutiérrez Moreno, hijo del polémico William, como representante legal de la Fundación Alfa; como presidenta aparece Sonia Isabel Moreno Mora, la esposa del cuestionado, como secretaria de la misma entidad, su hija, Ana María Gutiérrez Moreno.

Con estos cambios, se nombró a Marisol Villamil Herrera como nueva representante legal y directora ejecutiva de la entidad, a Julie Jaleidy Pascuas Zabala, como presidenta y suplente de la representante legal y Marly Constanza Cerquera, como revisora fiscal. Estas personas aparentemente no tienen ninguna relación, ni jurídica ni social, con la familia Gutiérrez, pero se ve claramente que buscan desvincular legalmente la emisora que tienen en Neiva con la que pretenden en Rivera y evitar, en ese sentido, los impedimentos legales que estipula la Resolución 415 de 2010 del MinTIC.

De Neiva para Rivera

Los términos de la convocatoria exigen que la organización que pretenda la licencia para la radio comunitaria debe cumplir, como mínimo, con seis meses de trabajo comunitario en la localidad en donde se pondrá en funcionamiento la emisora. En el caso de la Fundación Sistema Integral Alfa, desde su creación en julio de 2011 y hasta el 24 de julio de 2019 su domicilio figuraba en Neiva. En la renovación de sus estatutos, la entidad se domicilió en la Calle 5ta. No. 4-65 Piso 2 del barrio Centro Arriba, en Rivera, razón por la cual, según la norma, no cumpliría lo exigido por el Ministerio.

Otra evidencia que podría explicar el verdadero domicilio de la Fundación Sistema Integral Alfa con la intención de ganar la licencia de radio comunitaria en Rivera son los documentos de contratación. Según detalla los contratos de publicidad celebrados entre la entidad cuestionada con la Gobernación del Huila, las Empresas Públicas de Neiva, la Lotería del Huila, entre otras entidades, estos fueron suscritos y cumplidos por medio de la emisora Alfa Estéreo, en Neiva, y no en Rivera como rezan los nuevos estatutos.

Por hacer estos cambios, que suman cuatro actos administrativos ante la Cámara de Comercio de Neiva, la familia Gutiérrez Moreno pagó 622.300 pesos en la Oficina del Contribuyente de la Gobernación del Huila en julio de 2019. Y sí que amerita hacer la inversión, puesto que las ganancias por publicidad, patrocinios, proyectos y alianzas suman una importante cantidad, por supuesto, menores a los de una emisora comercial. Sin embargo, el objeto principal de estas radios es la construcción del tejido social y no como lo ha manejado Gutiérrez a lo largo de estos años con Alfa Estéreo.

Sus aliados comerciales y la junta de programación

De acuerdo con la Resolución 415 y el Decreto 1981 de 2003, las entidades sin ánimo de lucro que busquen ser concesionarios de emisoras comunitarias deberán “acreditar capacidad de congregar a las organizaciones sociales del municipio para constituir la Junta de Programación”. Cumpliendo esta norma, siete de las diez entidades que certifican a la Fundación Alfa del supuesto trabajo comunitario (que no tendría seis meses como ya se explicó antes), no aparecen con domicilio en Rivera.

Según el documento presentado para participar de la convocatoria, una es la misma Fundación Kerigma (la concesionaria de Alfa Estéreo, de Neiva), la Fundación Date un Chance (Neiva), Fundación Internacional Construir (Bogotá), Corporación Social Nova (Neiva), Fundación Caminos de Paz (Neiva), Asociación Huilense de Criadores de Caballos – Ahcaballo (Neiva) y Comfamiliar Huila (Neiva).

Lo evidenciado en este entramado de intereses es claro: Primero, que la Fundación Sistema Integral Alfa, que inicialmente fue creada solo para suscribir los contratos y llevar la contabilidad de la emisora Alfa Estéreo, ahora podría ser concesionaria de la emisora comunitaria en Rivera; segundo, que la Fundación Kerigma es la entidad a la que el Ministerio le concesionó la licencia de operaciones del mismo medio, por lo que tampoco podría presentarse a la convocatoria; tercero, que las organizaciones que le firmaron a Sistema Integral Alfa, en su mayoría no son de Rivera y tampoco tienen trabajo en ese municipio; y finalmente, que las dos fundaciones que en reiterados momentos se han nombrado aquí son manejadas por el mismo personaje: William Eduardo Gutiérrez Ordoñez.

¿Será que después de conocerse esta cantidad de elementos puestas para aplicar a la Convocatoria 001 de 2019, la familia Gutiérrez Moreno se quedará con una segunda frecuencia o, por el contrario, el Ministerio de las TIC decida dejar sin radio comunitaria a los riverenses?

banner