banner

Análisis | La lucha por la vivienda en tiempos de post acuerdo en Algeciras

vivienda y derechos algeciras 1Los recientes hechos en Algeciras Huila dejan entrever que los conflictos sociales en esa municipalidad están lejos de resolverse. Las luchas de la gente revela la imperiosa necesidad de avanzar en el Acuerdo de Paz.

María Alejandra Ruíz Mallungo

Especial 180 Grados

Algeciras – Huila 

La Despensa Agrícola del Huila, como se le conoce al municipio de Algeciras, ha presenciado muy de cerca una problemática nacional: La ocupación de los predios privados como medio de exigencia al Estado, por el derecho a la vivienda digna y de calidad. Muchas de familias no han recibido de manera eficaz por los entes correspondientes las ayudas y auxilios por cuenta de la guerra que se quedó por muchas décadas y otras afectaciones. Y es por ello que algunos se han visto en la penosa tarea de ocupar predios privados. En definitiva, en la localidad aún están sanando las heridas de la violencia.

Muchos de los habitantes son víctimas del conflicto armado en este municipio. Según cifras de Pamela Bautista, directora del Enlace Municipal de Víctimas de Algeciras, se reportan cerca de 16.000 personas afectadas (que representa el 22 por ciento de la población), de los cuales 5.478 se quedaron en el municipio, es decir, no se fueron desplazadas. Y estas sin contar las afectadas por desastres naturales. En Algeciras hay cerca de 2.000 familias afectadas por desastres naturales, según explica William Fernando Huege, apoyo técnico en emergencias del Consejo Municipal de Gestión de Riesgo y Desastre.

El conflicto armado que se vivió hace 52 años aplazó la gestión en política social en Algeciras, especialmente en la zona rural. Muchos terrenos se vieron aislados, debido a que ni los campesinos difícilmente llegaban al casco urbano en búsqueda de algunos bienes y servicios ni las comunidades urbanas podían trabajar en el campo. El temor por la presencia de guerrilla para ese entonces o el peligro de las minas antipersonales era el panorama que se vivía. “El municipio de Algeciras tiene las estadísticas más altas de afectados por estas minas o municiones sin explotar a nivel departamental”, explica Pamela Bautista.

La paz y el retorno de muchos desplazados

Gracias a la firma del Acuerdo para la Terminación del Conflicto Armado con las Farc, su desaparición como grupo armado ilegal y su posterior conversión como partido político, la población que antes estaba en otros territorios desplazada ha retornado, y por consiguiente, el crecimiento demográfico es significativo. Algeciras pasó de tener 8.000 habitantes en los tiempos más violentos a 24.000 en los últimos años según las encuesta del Departamento Administrativo Nacional de Estadistica – Dane. Hoy, la población demanda más bienes, más servicios, más infraestructura y, por supuesto, más vivienda de interés social y prioritario.

desalojo violento algeciras 1Lamentablemente, muchas de estas ayudas sólo han llegado en los últimos dos años, como sucede con los afectados por los desastres naturales. Así es como más de 1.350 familias lo han sentido, desencadenando el hecho de verse obligados a ejercer presión al Estado y la sociedad. “Las personas afectadas en el 2017 están en diferentes proyectos de recuperación de vivienda y cultivos. Sin embargo, hay más familias afectadas de años anteriores, desde más o menos 2007, que no han podido ser ayudadas por falta de recursos”, explicó Huege.

Y es así como se explica la ocupación ilegal de un terreno que, su dueño, el señor Serafín Trujillo usa para pastoreo de su ganado. “Tenemos que alimentar a nuestros hijos, trabajar para sustentarse, pagamos arriendos muy altos. En ocasiones, si pagamos el arriendo no podemos mercar, tampoco hemos podido enviar a los niños a estudiar”, alegó Marley Andrea Mendoza, manifestante y líder de las comunidades ocupantes del predio, el cual sueñan con llamarle Urbanización Nuevo Progreso.

Amenazas y hostigamientos

Érica Tatiana Salas es otra de las líderes de estas 1.350 familias ocupantes de tierras. Asegura que durante este último mes ha recibido amenazas y hostigamientos, como muchos de los que inicialmente hicieron parte del movimiento por la vivienda. Sin embargo, considera que la llegada del Esmad de la Policía para sacarlos a la fuerza, en vez de la presencia del alcalde Javier Rivera ese 28 de noviembre para llegar a un acuerdo les ha generado a ellos desde entonces estigmatización y violencia.

vivienda y derechos algeciras 2La quema de llantas y colchones en la Carrera 5, vía principal de acceso al municipio, la obstaculización de la movilidad en Algeciras y otras situaciones anómalas que han venido sucediendo durante el último mes ha acentuado la idea que tienen algunos habitantes de considerar sus luchas como actos delincuenciales y de vandalismo. Marley dijo que detrás de esos actos vandálicos, en la que fue enfática en rechazar, hay personas que no hacen parte de las familias reclamantes de vivienda. Esos hechos de violencia no corresponden a la esencia de su causa.

banner