banner

La casa González Villa, los grandes perdedores de las elecciones en el Huila

vargas lleras gobernacion huila

El gobernador Carlos Julio y su hermana Cielo aceitaron sus maquinarias en función a apoyar la candidatura de Germán Vargas Lleras. Sin embargo, la nefasta votación que logró en el departamento los golpeó significativamente. Foto: La Silla Vacía.

Fueron 1.407.840 votos los logrados por Germán Vargas Lleras en todo el país, una insulsa votación que golpea las maquinarias politiqueras en todo el país. No sirvió la compra de votos, tampoco la influencia de los contratistas de la casa Char en la costa, particularmente en Barranquilla y el departamento de Atlántico. Y esa fotografía se repite en el Huila, otro de los fortines políticos de Cambio Radical. Allí, los tamales de la casa Gonzalez Villa no funcionaron, pero sí la lechona que dio la campaña de Iván Duque a sus pregoneros y testigos electorales en el Huila.

Y cuando decimos que lechona no es solo por poner risiblemente el dato. Efectivamente, ayer se vio platos de la comida típica huilense entre los seguidores del candidato uribista en esquinas y puntos de concentración de los llamados pregoneros. Centenar de personas bajaban por la calle 21 del barrio Las Palmas, en la Comuna 10 de Neiva, con tuladas, sí, tuladas de platos de lechona dada por los coordinadores de la campaña derechista. Para algunos, este tipo de acciones, que rayan con la ilegalidad y la delincuencia electoral para algunos, son una forma de populismo.

La Gobernación del Huila, la sede de Vargas Lleras

En las reuniones políticas, los hermanos González Villa llevaban a los contratistas de la Gobernación y sus familias para pedirles el voto. La apuesta era que Vargas sacara al menos la segunda mejor votación en el Huila, pero así no fue. Cielo González fue la gerente en el Huila de la campaña, pero el candidato solo tuvo 17.623 votos en el departamento. Ni los 58.147 sufragios que obtuvo Cambio Radical en las pasadas elecciones a Cámara de Representantes, y que colocó a Julio Cesar Triana como representante por el Huila, se vieron reflejados en la votación al ex vicepresidente.

vargas lleras huilaAsí votó el Huila en las elecciones presidenciales. | Infografía: Registraduría Nacional del Estado Civil.

En la pasada jornada de recolección de firmas, los hermanos González Villa le recogieron más de 100 mil firmas a la coalición ‘Mejor Vargas Lleras’. Ya en campaña, se veía más contratistas de la Gobernación de Carlos Julio que pueblo común y corriente. Parecían más reuniones sociales de bufet que manifestaciones de apoyo popular. En redes sociales, se veían a contratistas de las secretarías de Hacienda, General, Salud, Gobierno y Aguas del Huila. Según La Silla Vacía, más de 600 contratistas que tiene la Gobernación este año eran los que llenaban las reuniones sociales en apoyo a Vargas.

Algunos ‘trabajaron’ como testigos electorales y otros como pregoneros, manera disfrazada de comprar votos. 180 Grados logró hablar con una persona que sirvió como testigo electoral de la campaña de Vargas Lleras. Sin ruborizarse, el hombre aseguró que había sido “contratado” por una funcionaria de la Gobernación del Huila, quien hizo las veces de coordinadora de los testigos electorales de Vargas Lleras en Neiva. Pero ayer este tipo de prácticas corruptas no lograron que la ciudadanía, con libertad, se expresara en las urnas, aunque Duque representa una maquinaria poderosísima.

La corrupción de los González Villa

cielo gonzalez villa y german trujillo manrique 1

Efectivamente, la captura de German Trujillo Manrique, esposo de Cielo, fue clave en los pésimos resultados electorales. El cuñado del gobernador Carlos Julio está procesado por presuntas anomalías en un contrato suscrito entre la Gobernación de Santander y la Cooperativa Surcolombiana de Inversiones Limitada, de la que fue gerente, para cubrir el Programa de Alimentación Escolar (PAE).

La Fiscalía tiene como material probatorio unas facturas que llegan a los treinta millones de pesos para el suministro de tamales que, al parecer, jamás fueron entregados a los niños. Es así que al esposo de la destituida gobernadora Cielo González, el ente acusador le imputará, en calidad de determinador, los delitos de contrato sin cumplimiento de requisitos legales, peculado por apropiación, falsedad ideológica en documento público y falsedad ideológica en documento privado. Al parecer, los tamales que nunca alimentaron a los niños en el Programa PAE llegaron a los estómagos de los testigos electorales y pregoneros de la campaña de Vargas Lleras.

banner