“El Acuerdo es una deuda histórica que tenemos en Colombia”

ramiro duran pedagogía de paz neiva 3Es como resume Ramiro Durán, integrante del Bloque Sur de las Farc, lo que ha significado para ellos y para la mayoría de colombianos las 310 páginas firmadas en el Teatro Colón de Bogotá. Habló también del perdón que deben pedir ellos a las víctimas del Huila.

John Fredy Nagles Soto

Redacción 180 Grados

Neiva – Huila

Ramiro Duran volvió a su casa. Luego de 17 años de haber salido de su natal Neiva, tiempo en el que logró sobrevivir a bombardeos en lo alto de las montañas del sur de Colombia, de cargar camuflado y de portar fusil, Ramiro Durán, su nombre de guerra en las Farc-Ep, volvió a encontrarse con la capital huilense, la misma que lo vio nacer en 1980. Y regresó con el firme propósito de reconciliarse con quienes una vez fueron sus adversarios en el frente de guerra, con las víctimas que resultaron de su accionar y, en general, con el pueblo huilense. [A continuación, el vídeo de la nota con algunas aseveraciones en el foro:]

La Universidad del Tolima, sede Neiva, lo invitó a compartir con algunos de sus estudiantes en el auditorio de dicho plantel educativo algunas reflexiones sobre la guerra y la paz. Junto a él, el diputado y periodista Julio Cesar Díaz Cruz, quien contó igualmente como él fue víctima también de las Farc en el corregimiento San Andrés, zona rural del municipio de Tello (Huila). Ramiro dijo que su organización está comprometida con no volver a las armas, a la vez que exigió garantías para que a sus camaradas se le respete su derecho a la participación política y, sobre todo, a la vida, teniendo en cuenta los recientes hechos de violencia que han ensombrecido estos días.

bloque sur farc pedagogía de paz neiva

Dispuestos a pedir perdón

El comandante guerrillero escuchó atentamente lo denunciado por el diputado Julio Cesar Díaz, quien fue invitado también a la jornada pedagógica en el auditorio de la Universidad del Tolima. Con voz quebrada, el periodista y diputado del partido Cambio Radical dijo que le tocó sufrir dos tomas guerrilleras del frente 17 en las que murieron algunos conocidos suyos. Dijo que es paradójico que las Farc, llamándose ‘Ejército del Pueblo’, hayan sido, a su criterio, los que asesinaban a la gente. 

“Jamás me he peleado con nadie porque no me gusta la violencia, pero además porque viví la violencia. En San Andrés, Tello, hubo tres tomas guerrilleras de las cuales dos me tocó padecerlas. Recuerdo que nosotros para poder estar en el pueblo, a mi papá le tocaba mensualmente pagar vacuna. Ir por allá a los montes a entregar dinero para poder vivir en el pueblo. Yo lo que nunca pude entender es porque las Farc es ‘Ejército del Pueblo’ cuando las mayores afectaciones se la hacían ellos era al pueblo. Vi matar a mucha gente sencillamente, y se lo digo yo aquí, Ramiro, que se respetaba el pensamiento del otro y eso no era tan cierto; vi matar a gente por el simple hecho de no estar de acuerdo con las Farc, pero en buena hora la paz”, relató Díaz Cruz. [Aquí, el programa de radio con las declaraciones del comandante guerrillero:]

ramiro duran pedagogía de paz neiva 2

Sobre el tema de las víctimas, Ramiro dijo que los guerrilleros del Bloque Sur de las Farc están dispuestos a contar la verdad y resarcir de alguna manera a las víctimas que sufrieron su accionar bélico en la guerra. La idea, según Ramiro, es diseñar una agenda para ir a cada lugar, a cada municipio, y “hacer el ejercicio del perdón”. “Nosotros estamos dispuestos a venir y hablar con los ciudadanos del edificio de Miraflores, con los familiares de los concejales de Rivera y vamos a hacer el ejercicio del perdón como lo hemos hecho. Nosotros estamos comprometidos con la verdad”, resaltó.     

“En la guerra sucedieron cosas que nunca debieron haber ocurrido. Los guerrilleros del Bloque Sur estamos dispuestos de agendar un ejercicio de perdón y de reconciliación, pero también de un pacto por el nunca más que está contemplado también en el Acuerdo como Pacto Político Nacional por el Nunca Más. Tenemos que lograr que las armas y la política se divorcien para siempre; y eso vale para todos los sectores de la sociedad”, explicó Durán.

No dejarán su agenda bolivariana

A la inquietud de uno de los asistentes al foro, en el sentido de la imagen que se ha tejido alrededor de la Revolución Bolivariana en Venezuela, el comandante guerrillero dijo que ellos no cambiarán su ideario político marxista-leninista. “Las Farc-Ep estamos dispuestos a dejar nuestras armas mas no, permítanos decirlo, a dejar nuestras ideas. Desafortunadamente, en la historia política de Colombia ha reinado la intolerancia y se ha restringido la Democracia”, resaltó Ramiro.

ramiro duran pedagogía de paz neiva 4

En agosto de 2017, las Farc esperan realizar su congreso para la creación del nuevo partido político legal y sin armas, donde ratificarán su deseo de paz e impulsarán su trabajo de cara a los comicios de 2018. Sin embargo, preocupa a este sector y muchos otros de izquierda la creciente presencia de grupos reaccionarios que se están rearmando para arremeter contra la vida de muchos excombatientes y otros líderes sociales y políticos de las regiones más apartadas del país.   

“La mayor arma de destrucción masiva es el hambre”

La endeble opinión pública que, a juicio del comandante Durán, permea a diario la mente de los más incautos ha fortalecido la mentira de creer que la confrontación armada contra los grupos armados insurgentes es la raíz de todos los males en Colombia. El arma más destructiva en el mundo no es la supuesta bomba que alberga en su país el líder norcoreano Kim Jong Un, según el presidente Donald Trump de Estados Unidos, sino el hambre.

“Hay muchas formas de asesinar la gente. Hay un arma de destrucción masiva a nivel mundial que día a día se está carcomiendo la existencia de seres humanos y, sobre todo, niños. Esa arma se llama hambre. Cuando a los colombianos nos aumentan los impuestos de manera descarada y no de manera proporcional de acuerdo a los salarios eso es otra forma de violencia. Cuando hay muchos niños que empiezan a estudiar la primaria muy pocos de ellos terminan con un título de pregrado universitario, y menos aún posgrados, maestrías y doctorados, eso también es otra forma de violencia”, argumentó.

Y de esta manera, los excombatientes de una guerrilla, que por más de 53 años echaron mano de su derecho a la rebelión y se alzaron en armas contra un estado, hoy avanzan hacia la paz.  

banner