Informe: ‘Operación Pistola’, ¿el nuevo plan sicarial para la Izquierda colombiana?

Índice de artículos

Operación Pistola nuevo plan sicarial para la Izquierda colombianaYa completaron nueve casos, entre atentados, asesinatos, amenazas y amedrentamientos de líderes de izquierda entre el 17 de noviembre y ayer 21. Los dos concejales del Polo Democrático en San Vicente del Caguán denunciaron amenazas de muerte. Alcalde de ese municipio dice que lo están estigmatizando.  

 

Redacción 180 Grados

Neiva (Huila)

Los líderes y miembros de movimientos sociales, agrarios, estudiantiles y de izquierda ya no saben si al salir de sus casas puedan regresar a dormir con su familia. Desde el pasado jueves, ocho atentados se han presentado a lo largo del territorio colombiano, y lo peor es que las autoridades parecen no darse cuenta de lo que viene aconteciendo en el sur colombiano.

¿Estarán las autoridades pasando de agache la grave vulneración de derechos o estaremos en la antesala de la ‘Operación Pistola’ para desaparecer la izquierda colombiana? Algunos creen que pudiésemos repetir lo que hace ya 30 años fue el genocidio de la Unión Patriótica. Si es así, se pondría en riesgo el futuro de la paz estable y duradera en Colombia. ¿Se repetirá la historia?

180 GRADOS dialogó en exclusiva con Carlos Arturo Salazar Calderón, concejal del municipio de San Vicente del Caguán (Caquetá) por el partido político Polo Democrático Alternativo y muy cercano a las organizaciones sociales de esa región. Temor, eso es lo que todos sienten en estos momentos, resaltó él antes de iniciar la entrevista. Dijo que los hoy occisos, Erley Monroy Fierro y Didier Lozada Barreto, habían denunciado la presencia de grupos paramilitares, además de haber sido víctima de las aseveraciones mal infundadas de Humberto Sánchez Cedeño, alcalde de San Vicente del Caguán.

Alcalde uribista responde

Humberto Sánchez Cedeño alcalde uribista

Y en este sentido, el cabildante reiteró que las aseveraciones realizadas por Sánchez Cedeño, alcalde del Centro Democrático, en medios de comunicación pudo haber repercutido en asesinato de los dos líderes campesinos. Ante esto, el mandatario uribista rechazó tales señalamientos, asegurando que “no debemos estar estigmatizando a nuestra administración”. Reconoció que con la evidente autoridad que las FARC-EP llegaron a ganar a lo largo de los años en estos territorios y ahora ya no estar, la delincuencia común es la que estaría detrás de los crímenes. Esto respondió el mandatario:  

Sin embargo, el concejal Salazar aseguró que estos hechos contradicen la bandera política con la que llegó Humberto Sánchez a la alcaldía de San Vicente. Al estar la guerrilla replegada en sus puntos de preagrupamiento, es la fuerza pública la que debería estar garantizando la seguridad de la comunidad. No se entiende, explica el concejal Carlos Arturo, que en las zonas donde antes tenía presencia la guerrilla, la fuerza pública, o no tiene la capacidad de hacer presencia para proteger a la comunidad o, por lo contrario, sea esta misma la que permita el asesinato de los líderes sociales.

En respuesta a esto, el mandatario sanvicentuno dijo a sus contradictores que lo que se quiere es desprestigiar su administración culpándolo del asesinato de esas personas. Sin embargo, aunque dijo que no deberían ellos aventurarse a levantar juicios contra su grupo político, él en cambio sí lo hizo. Dijo que los crímenes pudieron haber sido por “ajustes de cuentas entre personas que en algún momento simpatizaban con la guerrilla”. Y así vuelve a estigmatizar a la comunidad.

banner