banner

“No desarmaremos nuestra conciencia política”

ddAsí se refirió el comandante Ramiro Durán, del Bloque Sur de las Farc-Ep, hablando del futuro suyo y el de muchos de sus camaradas en la vida civil. Aseguran que les embarga mucha alegría el actual Proceso de paz, pero también les genera miedo que se repta el pasado.

REDACCIÓN COMUNIDAD

Huila en Marcha, Neiva

Con la sencillez de un campesino, el comandante Ramiro Durán, del Bloque Sur de las Farc-Ep, habló en una entrevista concedida el viernes 23 de junio de 2016 a la Red de Comunicadores Populares del Sur RECP-Sur. El insurgente, quien integra esa guerrilla desde el 2000, desnudó sus pensamientos sobre la actual coyuntura de paz, la misma que rodea su propia historia. En la conversación, Duran recordó a quienes como Raúl Reyes también cayeron en el marco del conflicto armado interno. Se proyecta como protagonista de una gran cruzada política en miras a fortalecer la democracia en Colombia.

“Hay que sumarnos como todo el país y Latinoamérica al sentimiento de alegría que invade la mente y el corazón de todos los colombianos, porque significa ‘El Último Día de la Guerra’. Significa también que empieza una nueva etapa en nuestras vidas como seres humanos, como revolucionarios, y una nueva etapa en lo colectivo como futuro partido político. […] En términos formales, solo falta el Acuerdo Final. Hay temas aún por definir, pero no hay que ser egoístas y sumarnos a la percepción de Raúl Castro de que el proceso no tiene reversa”, resaltó el comandante.

El respaldo al proceso, como una avalancha de nieve

Y aseguró que el “proceso no tiene reversa” porque después de la firma de un cese bilateral al fuego definitivo “pienso que va a ser muy difícil ir atrás. Además, para ninguna de las partes en contienda es conveniente políticamente levantarse de la Mesa”, resaltó. En su análisis, el importante respaldo de la comunidad internacional y también el de muchos colombianos y colombianas haría inviable un paso atrás. “El respaldo al proceso ha crecido como una avalancha de nieve, y eso hace que la paz sea irreversible”, aseguró.

Ramiro Durán Bloque Sur Farc 2

Luego de conocerse la mañana de aquel viernes la noticia de la firma al cese bilateral al fuego, Ramiro dijo que habrá un cambio de actitud en cada uno de los integrantes de la guerrillerada. “Vamos a dejar de ser combatientes guerrilleros para pasar al paso de movilizarnos hacia ser militantes de la vida política, y que eso se definirá en nuestra Décima Conferencia. Pero en lo personal, pues quizás nos asaltan muchas dudas y obvias preocupaciones, porque vamos a salir a otros escenarios y a otras arenas de la pelea que quizás hace mucho tiempo no pisábamos”, resaltó.

Para él, como para el grueso de sectores de Izquierda en Colombia y de los movimientos sociales de otras vertientes, este contexto se debe entender no el avance al acallamiento de los fusiles. “La paz debe entenderse en su sentido pleno. La lucha por la implementación de los acuerdos tiene que elevar el nivel de vida de las mayorías, que por mucho tiempo han sido empobrecidas y excluidas de los polos de desarrollo.

Los miedos de la paz    

Para el líder del Bloque Sur, el temor más generalizado entre los guerrilleros es que los sectores con los que se ha negociado el Acuerdo de Paz incumplan lo acordado. “Es el temor si en la práctica van a existir esas acordadas medidas de seguridad. El temor de saber si las estructuras paramilitares realmente se van a acabar y así mismo sus patrocinadores y auspiciadores. El temor de perder la vida en un intento por hacer una nueva lucha, y donde no vamos a tener un arma para defender la vida. También está el temor de enfrentar una manipulación mediática contra nosotros, a una desinformación de los que somos como personas y como organización”, explicó.

Ramiro Durán Bloque Sur Farc 1

Para enfrentarse ellos a esa nueva coyuntura, Durán explicó que lo primero que harán es hacer acercamientos con la gente del común. “Yo creo que lo primero que toca hacer los futuros militantes del nuevo movimiento político es hacerles ver que somos seres humanos común y corriente. Hay una cantidad de clichés que nos han acuñado durante toda nuestra existencia que han calado en la mente de muchos colombianos que nunca han tenido la oportunidad en su vida de hablar personalmente con un guerrillero. Entonces la idea es que nos asimilen como colombianos que también amamos esta tierra, que queremos también un país mejor para nuestros hijos”, explicó.

Y para desarrollar esa empresa, apelarán a las nuevas tecnologías que ofrece el mundo actual para luchar contra la estigmatización y apelarán al llamado a la unidad, incluso con los militares. “Necesitamos que entiendan nuestro mensaje, porque realmente lo que se necesita para el cambio es sumar. La idea estratégica es, para el momento que vive el país y Latinoamérica es la unidad. Si nosotros no llevamos ese mansaje a la gente, incluso a las personas que en algún momento pudieron ser nuestros adversarios en épocas de la confrontación militar”, relató.

Y sobre esas otras víctimas que ha dejado la guerra, a las madres de los soldados y policías también caídos en combate, el jefe guerrillero envió un saludo de reconciliación y un llamado a la tolerancia. “Si miramos a la guerra, sin sentimentalismos, la guerra nos golpea a todos por igual. El dolor de madre no distingue si es la madre de una guerrillera o de un soldado. Entonces todo eso son secuelas que ha dejado esta confrontación de más de medio siglo. Pero nuestro mensaje es de reconciliación. Pienso que el discurso fariano, desde que empezamos a jugárnosla por la paz en 2012, nuestro mensaje ha sido de reconciliación”, explicó el insurgente.

Ramiro Durán hizo igualmente hincapié a que no solo ellos como grupo armado han usado las armas para resolver situaciones políticas, sino también el Ejército y de Policía. “Las armas de la República en manos de los soldados y policías, combatientes de la Fuerza Aérea han estado también al servicio de intereses claramente políticos. En Colombia se ha exterminado, se ha asesinado, se ha encarcelado, se ha torturado, mucha gente ha salido al exilio por sus ideas. Esa es la página que tiene que pasar este país. Que yo me pueda parar en cualquier plaza pública de este país y no ir con el miedo que le puedan hacer a uno un atentado”, puntualizó.

 

banner