medallaweb

banner

Rebobinando el casette de la historia del rock en Neiva

archie rock neiva 2Las décadas pasan, las luchas cambian, las lecturas quedan. Desde que llegó el rock a la ciudad de Neiva y, por influencia, a algunos municipios del Huila, las divergencias sobre el desarrollo del género también se han transformado. ¿Qué tanto?

Para finales de la década de los años 80, el rock era un género musical casi desconocido. Según el trabajo de investigación ‘Sonidos de Garaje’, solo dos bandas (‘Petróleo’ y ‘Ciegos y Vampiros’) existían en Neiva. Con los años, la llegada de la emisora Radioactiva traería una fuerte influencia a la región, lo que desató una explosiva búsqueda por sonidos que rayaban con lo tradicional. Pero en ese proceso de masificación del género en la región fueron claves las reuniones de amigos y simpatizantes del género, que no tenían otros lugares diferentes al bar de rock para parchar y soñar juntos. [A continuación, el documental Sonidos de Garaje - Un acercamiento a la historia del rock en Neiva (1966 - 2003):]

Sonidos de Garaje from Sonidos de Garaje on Vimeo.

Con los años, ese sonido que se asemejaba al sonido del rock argentino se transformó a sonidos más fuertes. Llega el metal, el riff crudo del death metal con bandas como Monge Negro y Disoluto, que le dieron carácter a una escena ya más metalera. La Agencia Informativa 180 Grados hizo memoria con Andrés Fernández, más conocido como Archie, uno de los pocos sobrevivientes de esa época y que aún caminan por las concurridas calles de la capital huilense. Este músico y publicista integró Drakma uno de la de las primeras bandas de heavy de finales de la década de los noventa y principios del 2000.

speed punk hardcore rock neiva 8

La distorsión en guitarras y el retumbar de bombos con doble pedalera hacía casi que imposible un lugar adecuado para estas, las primeras bandas de la escena oscura del metal. Tocaban en garajes, casetas comunales (cuando la presidenta de junta era buena gente…) y cuanto rincón hubiera para darle a los tarros y a la eléctrica. Muchos se molestaban. A algunos les echaban la policía o hasta a un sacerdote, dizque porque “son satánicos haciendo un rito al diablo”. Estos eran los calificativos habituales que en nuestro parroquial pueblo conservador del Siglo XXI.

archie rock neiva 1

[Escuchar la entrevista con Andrés Fernández - Archie:]

Luego vinieron los llamados ‘toques de garaje’, inicialmente en casas o bodegas alquiladas, donde llegaba la policía a requisar (bueno, aún lo hacen) y el Ejército Nacional a pedir libreta militar. Luego se abrieron bares o lugares que se adecuaban como bares de rock, en 1993 y 1994. “Unos amigos empezaron a hacer fiestas de rock en un chozo que había por la Carrera Séptima, que se llamaba Calipso. Quedaba en el segundo piso arriba de Caldo Para’o. Ese sitio ellos lo conseguían prestado los jueves por la noche y hacíamos fiestas de rock. Entonces, se regó la bola entre todos los rockeros de Neiva y ahí nos parchábamos a escuchar música, a tomar pola y a poguear”, recuerda Andrés Fernández, más conocido como Archie y uno de los que ha vivido la evolución del género en Neiva. 

speed punk hardcore rock neiva 16

De aquellos años, mucho rock ha pasado por los oídos. Neiva ha podido cambiar poco a poco su cosmovisión de la cultura, el arte y, por supuesto, la cultura. Según Archie, si ha habido una transformación en los modos de consumir el género. Asegura que “se ha vuelto un poco, solo un poco más masivo”. Y agrega: “Gracias a la Internet, la aldea global se ha extendido un poco más y hay más facilidad para acceder a contenidos a conocer muchas más bandas y tal vez hay nuevos públicos. En este momento, los que en nuestra época nos gustaba el rock pues ya salieron de la universidad, están trabajando, hay un poco más de poder adquisitivo, entonces ya es más fácil que puedan pagar una boleta a un concierto o puedan tomarse unas polas más”, analizó.  

speed punk hardcore rock neiva 15

El lleno total en conciertos organizados ahora en nuestro país con Guns N' Roses, Metallica, Pink Floyd, y no hace mucho en Neiva con Mago de Oz y en abril de 2018 con Rata Blanca, demuestran que el mundo cambia y nuestra pueblerina capital huilense, con pasos muy pero muy lentos, empieza también a hacerlo. Hoy los empresarios ya empiezan a tener en su radar de inversiones al rock. Empresas como las transportadoras Coomotor y CootransHuila; o la embotelladora Gaseosas Cóndor, la estatal Electrificadora del Huila y, por supuesto, la Alcaldía de Neiva y la Gobernación del Huila, han creído en proyectos y propuestas tendientes a dar apertura a nuevas formas de expresión cultural.

180 Grados TV

banner