Picnic en el campo de batalla

teatro para la paz 2Narrar el absurdo de la guerra, con la intención de ayudar a sanar por medio del perdón y la reconciliación, es el principal objetivo que se plantea desde el grupo Buziraco Teatro con la puesta en escena de la obra dramática “Picnic en el campo de batalla”.

 

Hugo Mauricio Fernández

Redacción 180 Grados

Neiva (Huila)

Dos trincheras que parecen antagónicas por las ideas que se blindan tras los fusiles de palo, son el escenario de la guerra. Allí, dos jóvenes militares de distintos bandos, atemorizados por la inminencia de la muerte, luchan por sobrevivir. La sorprendente aparición en el campo de batalla de los familiares de uno de ellos, hace de la situación un entramado de reflexiones y circunstancias tragicómicas que van develando con fina ironía, lo ridículo y absurdo de la violencia.

teatro para la paz 5

Buziraco Teatro

Bajo la dirección del dramaturgo huilense Guillermo Gordillo Dussán, el grupo Buziraco Teatro persiste disciplinadamente contra la apatía oficial desde hace varios años en el difícil arte de las tablas. El colectivo está integrado por Danilo Hurtado, Asistente de Dirección; Jerson Uriticá; Levis Ardila; Laura Sofía Cuéllar; William Gutiérrez y Aarón Joel Daza, quienes asumen con carácter varios roles y personajes en la obra “Picnic en el campo de batalla”, que ya ha sido presentada en varios escenarios de Neiva y busca nuevos públicos en los municipios y veredas de montañas de Huila, como lo señaló su director.

teatro para la paz 6

“Uno de nuestros principales objetivos, además de llevar el lenguaje del arte a los ciudadanos, es narrar el absurdo de la guerra a través de esta obra del español Fernando Arrabal, donde vemos la necesidad de sanar por medio del perdón y la reconciliación a quienes han sido víctimas de la barbarie. Una puesta en escena que busca llegar a las veredas de montaña de Huila, donde las botas de la guerrilla y los militares pisaron la tierra campesina que hoy quiere caminar hacia la paz”, explicó “Guillo”.

La voz de las víctimas       

Entre la menguada asistencia al auditorio del Liceo de Santa Librada la noche del pasado martes 22 de noviembre, la voz de una mujer víctima del conflicto armado se levantó con energía. “Para mí, como víctima de la confrontación armada de este país, donde los líderes sociales son asesinados de manera sistemática, como vemos por las noticias que han ocurrido en esta semana, estos espacios de distención y reflexión mediante el arte y en particular el teatro son muy importantes porque nos permite vernos con valentía al espejo de la cruda realidad y de alguna manera empezar a sanar las heridas de la guerra, ya que para transitar el camino de la paz es necesario aprender a perdonar”, dijo María Ruth Bonilla. 

teatro para la paz 3

Fausto Tovar Vargas, asistente a la representación teatral manifestó que, “la incidencia realmente importante de esta pieza teatral, es la necesidad del perdón, y más allá del perdón es la reconciliación. La reconciliación nacional es una bandera, como el conjunto de la paz de lo que tanto hemos anhelado como pueblo. Esta obra artística es un arma de lucha, un arma de construcción de paz en busca de la convivencia y la construcción de una nueva Colombia”.

Otros campos de batalla

Al final de la obra, no solo mueren todos tras un bombardeo fantasma, sino que se descubre las fuertes identificaciones de los dos personajes aparentemente antagonistas, que mediante los diálogos van descubriendo sus más íntimas humanidades, donde los miedos y los sueños de ambos, están más cerca de lo que uno se imagina: dos jóvenes, quizá dos campesinos, un militar y un guerrillero que sufren por amor y añoran tener otro destino, una vida diferente a la del campo de batalla.

teatro para la paz 1

“Una de las tareas claves que nos exige este proceso de paz y reconciliación es apoyar estas prácticas artísticas y culturales. Creo que el teatro juega un papel importante porque transmite desde el lenguaje lúdico las representaciones de este conflicto y los mensajes de reflexión que deja. Una sociedad con más acceso a la cultura es una sociedad sensible”, expresó Jazmin Aguiar.

teatro para la paz 8

Como ejercicio de diálogo y valoración del trabajo escénico, luego de los merecidísimos aplausos que retribuyó el público asistente a los actores de Buziraco Teatro, algunos jóvenes que dieron su opinión sobre la obra, celebraron con emoción que se realicen montajes de piezas artísticas que se preocupan por aportar a la construcción de paz, como bien lo expresaron los muchachos del colectivo Guardianes del Yuma, quienes además denunciaron la inoperancia del sector oficial de la cultura en Neiva, ya que los jóvenes que participaron en los desfiles de junio con su comparsa, aún no reciben el pago de Corposanpedro.

Podcast 180 Grados

Video Reportaje 180

Otras notas audiovisuales

banner