medallaweb

banner

Editorial | Másmelas y el deslegitimado Concejo de Neiva

masmelas concejo neiva 1Las decisiones tomadas por algunos cabildantes durante este cuatrienio se han caracterizado por el clientelismo y la ilegalidad. Así escogieron a Jorge Másmelas, el periodista que recibirá la Medalla Reynaldo Matiz y que estaría involucrado en una red de proxenetismo en Neiva. ¡Qué vergüenza!

Corrupto. No se puede encontrar un calificativo más acorde al cúmulo de indignaciones que ha protagonizado el Concejo de Neiva. Este año no ha sido el mejor para la imagen de la Corporación Concejo de Neiva. Un sinnúmero de episodios y decisiones administrativas colocaron en un indignante lugar a esta corporación, lo que debería poner a pensar a los neivanos el próximo año, que es de elecciones regionales. Cabildantes que cobran por entrevistas o que preparan asesinatos contra sus contradictores, por solo decir algunos ejemplos, fue el talante de este Concejo entre el 2016 y el 2019 de gobierno local en Neiva. ¿En manos de qué rufianes hemos puesto los intereses de nuestra ciudad?

Es inconcebible que se siga creyendo en la palabra de algunos de ellos, pues se supone que los ciudadanos que llegan a estos espacios (concejos, asambleas y el Congreso de la República) deben caracterizarse por su pulcritud y gallardía, pero la historia republicana nos dice todo lo contrario. Y es que desde que nos fundamos como República ya se venía venir la corrupción, cuando Santander traicionó a Bolívar luego de la cruzada libertaria en 1828.

Los casos que deslegitiman el Concejo

Casos como el tráfico de influencias en la ESE Carmen Emilia Ospina, que involucró al concejal Edwin Felipe Hernández, hoy nombrado presidente de la Corporación para la vigencia 2019, y la captura en otra oportunidad de nueve de ellos en el caso de la fraudulenta elección del contralor José Hildebrán Perdomo y la personera de Neiva, Heidy Lorena Sánchez Castillo, son dos de los más lamentables y que ponen en entredicho la legitimidad de este espacio de decisiones.

En esta semana que termina, se conoció el caso de una red de proxenetismo en Neiva, un caso desdeñable que da asco. Nueve personas estarían involucradas en la venta de servicios sexuales con menores de edad, red en la que estarían involucrados dos funcionarios de la Gobernación del Huila y el señor Jorge Humberto Másmelas, el mismo que fue elegido por el Concejo para que recibiera la Medalla al Mérito Reynaldo Matiz Trujillo 2018 a la ‘Vida y Obra de un Periodista’.

Le puede interesar: Capturada red de proxenetas en Neiva.

¿De qué se trata el premio?

Este galardón busca anualmente exaltar a un periodista destacado, de una larga trayectoria, cualidades que analizan los cabildantes para hacer la selección. Pero en este caso pesó más el ‘amiguismo’ y la ‘lagartería’ que el verdadero mérito que debe tener un periodista. Másmelas, como no se podía auto postular, le dijo a su amigo concejal Marco Alirio Carrasquilla, del Partido Conservador, que lo colocara en la lista de merecedores de la Medalla. Durante algunas semanas, el hoy investigado por proxenetismo hizo lobby con algunos concejales para que votaran por él, logrando el apoyo suficiente para ganar sobre los otros que estaban en la baraja.

Los concejales que votaron por Másmelas fueron: Dagoberto Gómez (Cambio Radical), Dolcey Andrade Castillo (Movimiento Alternativo Indígena y Social – MAIS), Humberto Vargas (Opción Ciudadana), Marco Alirio Carrasquilla (Partido Conservador), Ovidio Serrato (Partido de la U) y Ricardo Vega (Cambio Radical) y Roberto Escobar (Partido de la U). Y a estos y no a todos los cabildantes es que se le debe reclamar su irregularidad.

masmelas concejo neiva 2

Esta votación resultaría ilegal porque los cabildantes habrían pasado por alto la política establecida en el Acuerdo 031 de 2009, norma que reglamenta la entrega del galardón. Esta establece que quien debe postular los candidatos a esta exaltación deben ser las organizaciones de periodistas. ¡Ojo! Se debe aclarar que nuestra intención aquí no es adjudicarle alguna responsabilidad a los siete concejales que votaron por Másmelas por lo que le está indilgando la Fiscalía en el caso de proxenetismo. Ninguna de las existentes puso el nombre de Másmelas:

“La persona merecedora de esta condecoración será escogida por la plenaria de la Corporación, para lo cual se apoyará en candidatos enviados por cada una de las asociaciones de periodistas legalmente constituidas en el departamento y la Academia Huilense de Historia. Las entidades mencionadas enviarán un candidato por asociación, los cuales no serán de obligatoriedad para el Concejo de la ciudad en el momento de su escogencia”, reza el contenido del Acuerdo.

La Asociación de Periodistas del Huila – Aspehu postuló a Gustavo Ramón Sánchez, el Círculo de Periodistas del Huila se inclinó por Gloria Arizabaleta y Juan Rodrigo Cante Cruz y la Corporación de Periodistas del Huila – Corpehuila no postuló a ninguno. José Ignacio Valencia, presidente de esta organización gremial, considera que se debe hacer “una reingeniería”, tanto al Premio de Periodismo Reynaldo Matiz como a este galardón hoy cuestionado. Jarvey Lozano, presidente de Aspehu, considera que tal vez no hay vicio de ilegalidad en la decisión de Concejo en su preferencia por Másmelas, pero el cuestionado periodista no da méritos suficientes para ello. “Es un tipo que vive al servicio de la politiquería”, sentenció.

masmelas concejo neiva 4Las críticas de un veterano

El historiador y periodista Delimiro Moreno, uno de los primeros jefes de redacción de Diario del Huila, cuestionó a los siete concejales que escogieron a Mármelas para que recibiera esta distinción. En conversación telefónica, el veterano periodista se fue lanza en ristre contra los siete concejales que votaron por el cuestionado y ahora capturado por presuntamente conformar una red de proxenetismo en la capital del Huila. Claro que falta a ver si es otro falso positivo judicial de la Fiscalía.

El mítico periodista, quien es miembro emérito de la Academia Huilense de Historia y ha escrito más de 20 libros sobre el departamento del Huila, asegura que ese galardón debe recibirlo una persona que tenga por lo menos unos 20 años en el oficio y que haya escrito siquiera un libro. “El “periodista” ejemplar para siete concejales de Neiva resultó, además de ignorante, patán y sucio, proxeneta, es decir, explotador sexual de niñas. ¿Los otros nueve concejales serán capaces de enmendar la plana a sus siete colegas? Tienen la mayoría para sacar de la vergüenza a la Corporación y tiempo para hacerlo”, escribió en su cuenta personal de Facebook.

Es preciso anotar que no son todos. Contados con los dedos de una mano es el número de concejales (y exconcejales) que han demostrado (y demostraron en su momento) seriedad y rectitud, en medio de tanto tráfico de influencias y actos desdeñables. Es preciso nombrarlos: en su momento Mayra Alejandra Zambrano Fierro y Mateo Trujillo Segura, quienes fueron concejales pero renunciaron; Diego Armando Tello y Leyla Marleny Rincón, quienes en la actualidad han dado importantes debates de cara a las necesidades de la ciudad en temas como la Paz regional y la protección ambiental en la ciudad.

banner