Día de la Mujer | La maternidad como una acción política

columna día maternidad accion politicaMas allá de los roles que muchas mujeres han asumido en su vida, hay uno que socialmente ha sido casi que impuesto por milenios: el de ser madres. Este artículo analiza el tema de la maternidad como un papel diverso.

Por: Karla Castro Polania*

Creadora de Malternidades

Neiva - Huila

Cuando una mujer se hace madre entra en juego el instinto materno, el cual de una u otra forma se asocia a un no sé, que nos permite entendernos de manera inmediata con el rol, ignorando que todo consiste en una construcción constante.

La experiencia materna individual y colectiva, evidenciada en un encuentro real con mujeres- madres, permitió ver que el rol no consta de manera única del instinto (si es que podemos hablar del mismo). La maternidad, entonces, no se puede determinar entre buena o mala, sino que existe una diversidad de variables que inciden como mayor fuerza sobre cómo se vive este estado de vida.

Cuestionar la condición de madre buena o madre mala, como se ubica socialmente este rol, permite visibilizar que esta noción pone a la mujer-madre en desencuentro constante sobre, si el desarrollo del mismo se da como lo dicta la sociedad o, por el contrario, está “siendo mala madre”.

El instinto, el amor incondicional (de entrega absoluta), la renuncia a sueños, al placer sexual, son ideas enmarcadas dentro de la categoría de “buena madre”. Sin embargo, el devenir de la historia en relación con la estructura de sociedad (política, económica, cultural) anexa nuevos patrones a cumplir como si se tratara de un checklist, que, en lugar de facilitar la relación con el rol materno, genera nuevas encrucijadas. Una sociedad que parece endiosar a las madres actúa como si tuviera fobia a ellas.

Ubicarse en una sociedad que se desarrolla en desigualdad hace que la maternidad no sea ajena a esa misma condición. Esther Vivas lo denomina “la mochila personal”. Esto refiere que no es lo mismo ser madre a los 16 años, estar estudiando, trabajando y criando a la vez, a ser madre a los 16 con una red de apoyo clara.

El poco acceso a oportunidades laborales, la doble jornada laboral, el cuestionamiento constante, la culpa impuesta socialmente, invita entender que la maternidad no consiste en un ejercicio meramente individual, instintivo y desarrollado en el ámbito privado. Es por ello que ver a la maternidad como una acción política, invita a reconocer que, al igual que las mujeres, el rol materno es diverso y que existen diversas condiciones sociales, culturales, políticas, económicas que inciden en el mismo. 

*Profesional en Psicología de la Unversidad Surcolombiana, madre y feminista. Actualmente, adelanta estudios en Psicología Jurídica y Forense.

banner