Opinión | Froilán, sea coherente con la encíclica ‘Laudato si'

santiago peña coherente froilán catolicoLas contradicciones de la primera autoridad católica del norte del Huila son fehacientes, y algunos nos sentimos con la imperiosa necesidad de reseñárselas. Estas son algunas en las que Froilán ha caído, contrariando a Francisco.

Por. Félix Santiago Peña Homez

Estudiante de Ciencia Política

Universidad Surcolombiana

Las opiniones trogloditas del Obispo de Neiva, Froilán Casas Ortiz, sobre los asuntos de género y el derecho de los animales y la naturaleza, en medio de la segunda encíclica progresista de Francisco y la reforma de la Constitución Apostólica, me recuerda a las opiniones retrógradas del último rector que tuve en mi colegio sobre la libertad y la enseñanza, contrarias a las posturas sociales del padre salesiano Mario Peresson Tonelli y la pedagogía del amor de Don Bosco.

Mientras las viejas instituciones tienden a reformarse para enfrentar los desafíos de la humanidad frente a la paz mundial, la equidad de género, la mitigación del cambio climático, la reducción de la desigualdad social y la pobreza extrema, aún se preservan al interior de esas instituciones, en las catervas inquisidoras, los áulicos del odio, la segregación, la exclusión y el negacionismo, en nombre de la tradición y la familia.

Se rehúsan a abrir la Iglesia a la modernidad y ponerla al servicio de las causas justas y urgentes de la humanidad y, en cambio, se esmeran por tachar de ignorantes a quienes luchan por la preservación de los humedales en Neiva, y calificar de ridículos a quienes enfrentan al patriarcado desde el lenguaje incluyente.

Monseñor Casas: adecúese a los tiempos del advenimiento de los cambios que están llegando y eche a andar el Laudato Sí en Neiva, liderando la causa ambiental y de preservación de los pocos humedales que quedan en Neiva. Más que estar de invitado en todas los actos políticos y militares de la ciudad, el papel suyo como representante de la Iglesia Católica es el de llevar el sermón cristiano a la práctica social en favor de los desprotegidos, entre esos, la Naturaleza.

Recuerde la última encíclica del Papa Francisco, Fratelli Tutti (Hermanos Todos), que manifiesta en el apartado 17: “Cuidar el mundo que nos rodea y contiene es cuidarnos a nosotros mismos. Pero necesitamos constituirnos en un ‘nosotros’ que habita la Casa Común. Frecuentemente, las voces que se levantan para la defensa del medio ambiente son acalladas o ridiculizadas, disfrazando de racionalidad lo que son sólo intereses particulares".

Como producto de su inacción y burla, que su epílogo como Obispo no rece como lo señalaba Gonzalo Arango: "ustedes, los predicadores, que apestan con su oratoria y con sus sotanas de terciopelo sudado...". Encause su autoridad religiosa. Es Palabra de Dios. Apoyemos la Vigilia por la Defensa de los Humedales que se instaló desde ayer y se lleva a cabo en la Catedral frente al Parque Santander. Habrá diversas actividades durante la tarde y la noche.

banner