medallaweb

banner

Coovenpesa, vendedores de pescado con tradición familiar en Neiva

coovenpesa vendedores pescado neivaDesde hace 12 años, 28 familias lideran la Cooperativa de Vendedores de Pescado Artesanal – Coovenpesa a orillas del río Magdalena, en la ciudad de Neiva. En la temporada de Semana Santa, estos conocedores de pescado nos invitan a consumir su buen producto.

Especial 180 Grados

Neiva – Huila

Entre el característico olor del pescado, la Cooperativa de Vendedores de Pescado Artesanal – Coovenpesa se abre paso en el malecón del río Magdalena con este nutritivo alimento, un motivo para regresar nuestra atención a las aguas del gigante de la Magdalena. Tras cada golpe y cada corte que dan esta mujer al pescado hay toda una tradición familiar de más de 40 años. Estas personas, con su oficio, le expresan a la ciudad el valor de volver los ojos sobre el gran Yuma, el río Magdalena. [Ver nota audiovisual…]

Coovenpesa desde hace 12 años agremia a 28 familias que hicieron de la venta de pescado su sustento para llevar el pan a su casa. De este gremio subsisten, además de las agremiadas, 40 familias más, entre los que se encargan de surtir los puestos, los ayudantes que arreglan el producto y otros empleos indirectos. “La cooperativa somos 28 socios. Cada socio tiene otra persona que trabaja con nosotros, es decir, que de aquí dependen muchas familias porque generamos empleo y más para esta temporada”, explicó Alba Miriam Chaux, vendedora de pescado e integrante de Coovenpesa.

Pescado artesanal, tradición familiar

Gloria Helena Lasso, presidenta de la Cooperativa, resalta que, más que una sencilla actividad comercial, su trabajo es de tradición familiar. “Mi negocio de vender pescado viene desde nuestros ancestros, porque mi padre era pescador y mis hermanos. Yo tengo hermanos que fueron pescadores. De ahí nació la idea mía de vender pescado y de casi todos los que trabajamos aquí en esta cooperativa, es de nuestros ancestros y por eso conocemos muy bien el pescado artesanal, lo que le brindamos en esta cooperativa”, relató la señora.

coovenpesa vendedores pescado neiva 4

Fidel Díaz Salas es el más veterano de los vendedores de esta organización. Asegura que, desde que contaba con apenas 12 años de edad, tiene contacto con el rio y sus peces. Y esto, dice, gracias a la educación que sobre el río le dieron su padre y su abuelo. Esta experiencia le da toda la sabiduría para determinar que pescado es bueno y cual es malo a la hora de ofrecer su producto. “Yo vendo pescado desde la edad de 12 años y tengo 73 años. Este es el capaz. Le ofrecemos el capaz aquí al público. Esta es la mojarra, el bocachico”, dijo don Fidel.

El incremento de las ventas de pescado

Para la temporada de Semana Santa, la venta de pescado se masifica en todo el territorio colombiano, y en Neiva y el Huila no es la excepción. En un 40 por ciento por estos días se incrementa el consumo de pescado y con eso las ventas de Coovenpesa. “El capaz a 10 mil pesos y 8 mil el más mediano. La mojarra, tres libras en 10 mil; la mojarra negra, a 4 mil, y bocachico, a 10 mil la libra. Fresquito, criollo del Magdalena que se puede tomar el caldo, ¿oyó?”, describió el veterano vendedor.

coovenpesa vendedores pescado neiva 2

María Virginia Oliveros Rojas, compradora de pescado en Coovenpesa, dice que el producto ofrecido por la cooperativa es de buena calidad. “Yo consumo el pescado en tiempo de cuaresma o tiempo corriente. Igual manera, yo siempre vengo a comprarlo aquí en este sitio. Me gusta este pescado, siempre lo encuentra uno fresco, el precio está cómodo, buena atención y buena higiene, que es lo más importante. El pescado que yo consumo yo lo compro aquí no más”, resumió.

¿Cómo es un pescado de buena calidad?

Al incrementarse el consumo de pescado, crecen también las probabilidades de presentarse problemas de salud si no se conoce el producto. “Este es un sábalo. Este es un pescado bueno, en buen estado. El color, el ojo, el color de la agalla, bien rojito. No se le caen las escamitas fáciles. Este es un bocachico criollo. Los mismo, rojo, con huevos. Se ve morenito, pero son los huevos. El ojo debe estar brillosito. Vengan y conozcan cómo es en realidad el pescado”, explicó doña Alba Miriam.

coovenpesa vendedores pescado neiva 3

Año tras año, estos míticos vendedores de pescado del malecón del río Magdalena continuarán haciendo su historia, recordándole a la capital huilense que nunca debemos olvidar que somos río. De esta manera, las 28 familias que conforman Coovenpesa le dan un ejemplo de firmeza, honradez y gallardía, demostrando una vez más de qué está hecho el huilense.

banner