medallaweb

banner

Editorial | ¡Oiga Pedro, no se haga el pendejo!

Pedro Surez corrupcion estadio guillermo plazasLuego de conocerse por cuenta de un diario de circulación regional que la estructura del estadio de fútbol Guillermo Plazas Alcid de Neiva no sirve y que debe ser demolida, el silencio por parte del ex alcalde Pedro Hernán Suarez molesta e indigna.

Redacción 180 Grados

Neiva – Huila

Ya pasaron seis meses desde que Wilson Rodríguez Serrato, Edinson Cabrera Rojas, Ferney Esteven Bolaños, y Eliberto Vélez López perecieron bajo toneladas de concreto al desplomarse la estructura del estadio de futbol Guillermo Plazas Alcid de Neiva. Desde que sucedieron los hechos, la Fiscalía no ha avanzado significativamente en la investigación por estos. Los familiares de los cuatro humildes trabajadores denunciaron que nunca se les asistió como debió haber sucedido.

Mientras tanto, el ex alcalde Pedro Hernán Suarez Trujillo se sirve del silencio de las autoridades para seguir pasando de agache su responsabilidad. El 16 de diciembre de 2014, siendo él alcalde y director de Deportes y Recreación, el señor Carlos Alberto Ramos Parrací, suscribieron un primer contrato de construcción por 19.900 millones de pesos con el Consorcio Estadio 2014. La interventoría fue adjudicada al único proponente que presentó propuesta, ‘Consorcio Interventoría Estadio 2014’.

Demoler desde el inicio

De acuerdo con la Curaduría Primera Urbana, solo la tribuna occidental del centro deportivo se podía remodelar. Las otras no cumplían con los requisitos técnicos, por lo que se recomendaba su demolición, establecería para entonces esa autoridad urbanística. Pese a este concepto, el mandatario nunca tomó las medidas pertinentes para que se reformulara los pliegos del contrato. De analizarse así la situación, a Pedro le cabe directa responsabilidad política y penal por el detrimento patrimonial que se evidencia allí y, sobre todo, por las cuatro vidas humanas que terminaron sepultadas por la corrupción.

Pedro Surez corrupcion estadio guillermo plazas neiva

Hoy se conoce que el estadio no serviría para ser usado aun si se llegase a terminar. Según la Contraloría General de la República, la obra no cumple con la norma NSR/10 para ser puesta en operación. En el contrato se establecería el reforzamiento por  1.732 millones de pesos de la tribuna oriental y $420 para occidental, dinero que se perdió.

¿Por qué entonces la Fiscalía no ha llamado a indagatoria a los responsables directos del detrimento patrimonial y de la muerte de los cuatro obreros si hay elementos materiales probatorios claros, suficientes y contundentes para abrírseles un proceso? ¿No es el directo responsable el señor Pedro Suarez por estos hechos? ¿Cuánto habría sido la tajada que le cedieron a este sujeto y a sus amigos para hacer oídos sordos a las advertencias administrativas? ¿Será este el caso Odebrecht al estilo huilense?

banner